Dirección de Economía y Desarrollo Sostenible

“La Plata, una ciudad sostenible”

 “Donde las ciudades crecen, la humanidad progresa; allí donde se deterioran, la propia civilización está en peligro”  * La evolución de las ciudades; Elisse Reclus (Bélgica-1895).

El planeta espera para el 2050 tener una población de 6 mil millones de personas. El 70 % de ellas vivirán en zonas urbanas, aumentaran el consumo de energía en un 80 % generando 70 % más de emisiones de CO2. El mayor calentamiento global implicara pérdida de biodiversidad, menos agua dulce, más contaminación del aire. Todos estos problemas nos impactaran en mayor o menor medida.

Pero no tenemos que esperar ese año para apreciar la crisis de sostenibilidad que la vida urbana enfrenta. Ya hace años que es visible el agotamiento del modelo de producción y consumo propio del sxx. Hoy es urgente desarrollar una filosófica y modelo de “ciudad sostenible”.

Conocemos los problemas: acciones destructivas del medio ambiente, ausencia de planificación, cultura insensible al respeto y convivencia. Todos traducen modos de vida que como sentenciara Elisee Reclus, nos muestran un “modelo de ciudad que al deteriorarse pone en peligro la civilización”. Incorporando la “sostenibilidad” a la vida urbana -desde ya que a la rural también- podremos garantizar un modo de vida amigable para nosotros y las generaciones futuras.

Que necesita una ciudad sostenible:

* Entender que la sostenibilidad es un concepto que cruza todas las manifestaciones de la vida y que “se piensa en lo global y se actúa en lo local”.

* Tomar conciencia que la energía utilizada hoy destruye el medio ambiente y se agota. Por eso debemos generar nuestra propia energía verde (renovable).

* Incorporar los principios de la economía circular respecto de los recursos para producción y consumo (Reducir – Reutilizar – Reciclar).

* Desarrollar progresivamente un sistema de movilidad sustentable: bus eléctrico y vías de comunicación (sendas peatonales y bici sendas).

* Preservación y mayor generación de espacios verdes: oxigenación, sumidero natural, esparcimiento.

* Uso racional del agua potable y recolección de agua de lluvia para su uso (fuera del consumo humano).

* Planificación en la construcción y aplicación de modelos arquitectónicos que garanticen eficiencia energética (correcta selección de materiales y diseños).

* Preservación del patrimonio urbanístico que da identidad cultural a las ciudades.

palacios.sergio@ciencia-democracia.org

“La Plata, una ciudad sostenible”

 “Donde las ciudades crecen, la humanidad progresa; allí donde se deterioran, la propia civilización está en peligro”  * La evolución de las ciudades; Elisse Reclus (Bélgica-1895).

El planeta espera para el 2050 tener una población de 6 mil millones de personas. El 70 % de ellas vivirán en zonas urbanas, aumentaran el consumo de energía en un 80 % generando 70 % más de emisiones de CO2. El mayor calentamiento global implicara pérdida de biodiversidad, menos agua dulce, más contaminación del aire. Todos estos problemas nos impactaran en mayor o menor medida.

Pero no tenemos que esperar ese año para apreciar la crisis de sostenibilidad que la vida urbana enfrenta. Ya hace años que es visible el agotamiento del modelo de producción y consumo propio del sxx. Hoy es urgente desarrollar una filosófica y modelo de “ciudad sostenible”.

Conocemos los problemas: acciones destructivas del medio ambiente, ausencia de planificación, cultura insensible al respeto y convivencia. Todos traducen modos de vida que como sentenciara Elisee Reclus, nos muestran un “modelo de ciudad que al deteriorarse pone en peligro la civilización”. Incorporando la “sostenibilidad” a la vida urbana -desde ya que a la rural también- podremos garantizar un modo de vida amigable para nosotros y las generaciones futuras.

Que necesita una ciudad sostenible:

* Entender que la sostenibilidad es un concepto que cruza todas las manifestaciones de la vida y que “se piensa en lo global y se actúa en lo local”.

* Tomar conciencia que la energía utilizada hoy destruye el medio ambiente y se agota. Por eso debemos generar nuestra propia energía verde (renovable).

* Incorporar los principios de la economía circular respecto de los recursos para producción y consumo (Reducir – Reutilizar – Reciclar).

* Desarrollar progresivamente un sistema de movilidad sustentable: bus eléctrico y vías de comunicación (sendas peatonales y bici sendas).

* Preservación y mayor generación de espacios verdes: oxigenación, sumidero natural, esparcimiento.

* Uso racional del agua potable y recolección de agua de lluvia para su uso (fuera del consumo humano).

* Planificación en la construcción y aplicación de modelos arquitectónicos que garanticen eficiencia energética (correcta selección de materiales y diseños).

* Preservación del patrimonio urbanístico que da identidad cultural a las ciudades.

palacios.sergio@ciencia-democracia.org