Sergio R. Palacios, Prof. Economía Política, UNLP y UDE. Director de Economía y Desarrollo Sostenible de la Fundación Ciencia + Democracia.

Cada cajón que revisamos, siempre deja al descubierto cuantos objetos tenemos que no usamos, sean más o menos viejos. Lo cierto es que somos unas máquinas de comprar y muchas veces por impulso y no por necesidad. Pensemos que aquello que no usamos y que está escondido en un cajón -ropa, un alimento, cacerola, espumadera, etc.- son objetos que le faltan a alguien por no poder comprarlos. No hay política que podamos desarrollar sin la predisposición cultural de la sociedad a la que se dirige. Por eso desde todas las instituciones podríamos inculcar cambios. Ser prácticos y buenos sujetos económicos, con más racionalidad que la que demostramos tener. Inculquemos revisar en forma seguida que bienes tenemos que no usemos y busquemos instituciones que las reciban para donarlas a quienes si las necesiten. Así lograremos comportarnos mejor como consumidores y no ser acumuladores de bienes que no necesitamos; disminuir la huella de carbono al ir acostumbrándonos a consumir menos y no generar residuos al donarlos en lugar de tirarlos; y ser solidarios ayudando a los que menos tienen. En este último caso mejoraran su calidad de vida con los mismos bienes que en lugar de tirarlos los reintroducimos al uso diario. Por esto en C+D trabajamos coordinadamente las áreas de Economía y Desarrollo Sostenible y la de Desarrollo Social a cargo de Nancy Maldonado para fomentar esta cultura donar los bienes que no usamos a la Fundación Sumando Voluntades (Facebook: Fundación Sumando Voluntades LP) y así estos asistir a los más necesitados. Así, podemos demostrar que existen ideas que pueden transformarse en prácticas cotidianas y también políticas públicas. Todo es sin dinero, pero con mucha creatividad y conciencia ciudadana.


Comentarios

Todavía no hay comentarios, se el primero en dar tu opinión.


Comentar:


Sergio R. Palacios, Prof. Economía Política, UNLP y UDE. Director de Economía y Desarrollo Sostenible de la Fundación Ciencia + Democracia.

Cada cajón que revisamos, siempre deja al descubierto cuantos objetos tenemos que no usamos, sean más o menos viejos. Lo cierto es que somos unas máquinas de comprar y muchas veces por impulso y no por necesidad. Pensemos que aquello que no usamos y que está escondido en un cajón -ropa, un alimento, cacerola, espumadera, etc.- son objetos que le faltan a alguien por no poder comprarlos. No hay política que podamos desarrollar sin la predisposición cultural de la sociedad a la que se dirige. Por eso desde todas las instituciones podríamos inculcar cambios. Ser prácticos y buenos sujetos económicos, con más racionalidad que la que demostramos tener. Inculquemos revisar en forma seguida que bienes tenemos que no usemos y busquemos instituciones que las reciban para donarlas a quienes si las necesiten. Así lograremos comportarnos mejor como consumidores y no ser acumuladores de bienes que no necesitamos; disminuir la huella de carbono al ir acostumbrándonos a consumir menos y no generar residuos al donarlos en lugar de tirarlos; y ser solidarios ayudando a los que menos tienen. En este último caso mejoraran su calidad de vida con los mismos bienes que en lugar de tirarlos los reintroducimos al uso diario. Por esto en C+D trabajamos coordinadamente las áreas de Economía y Desarrollo Sostenible y la de Desarrollo Social a cargo de Nancy Maldonado para fomentar esta cultura donar los bienes que no usamos a la Fundación Sumando Voluntades (Facebook: Fundación Sumando Voluntades LP) y así estos asistir a los más necesitados. Así, podemos demostrar que existen ideas que pueden transformarse en prácticas cotidianas y también políticas públicas. Todo es sin dinero, pero con mucha creatividad y conciencia ciudadana.


Comentarios

Todavía no hay comentarios, se el primero en dar tu opinión.


Comentar: