Energía renovable Distribuida: si Santa Fe puede, La Plata también.

31 julio, 2018

Sergio R. Palacios, Director de Economía y Desarrollo Sostenible de Fundación Ciencia + Democracia.

Cada persona/familia que invierte poniendo en su casa paneles solares, se convierte en un “prosumidor”. Así se lo llama al modelo económico sostenible donde las personas salen de rol pasivo de la economía del SXX y asumen el tarea de ser al mismo tiempo productor y consumidor. Este nuevo papel para las personas lo permite la gran revolución tecnológica que aporta un nuevo modelo de vida. ¿Qué ventajas genera ser “prosumidor” de energía renovable?

1) Produciriamos energía limpia que consumimos, al tiempo que distribuiremos a la red la generada pero no utilizada; 2) Consumiriamos menos energía de la red y por eso veríamos disminuir nuestra participación en subsidios, contribuyendo a reducir el déficit fiscal; 3) Al demandar menos energía de la red haríamos que se importare menos energia y tambien asi ayuda a reducir el déficit de la balanza comercial; 4) Al producir energía e inyectarla a la red (la no consumida), ayudaremos a aumentar la oferta para que otros puedan recibir energía; 5) Al convertirnos en productores de energía que inyentaremos a la red a cambio de un pago de la empresa que controla la red, nos veríamos incentivados a consumir racionalmente para tener excedentes y venderlos a la red; 6) Esto último cambiaría la cultura del “derroche energético” por una cultura del ahorro e inversión donde le daríamos real dimensión del valor de los recursos. 

Ahora, imaginemos si se incentivara a las personas con cierta capacidad de ahorro para que sigan este modelo. Veríamos multiplicarse por decenas y cientos de miles los prosumidores a lo largo del país y avanzariamos mucho en reducir los déficit de las cuentas públicas (invirtiendo y sin ajuste), y bajariamos los costos de la economía familiar y empresarial. 

Esto se hace en todo el mundo, y ahora en Santa Fe. La provincia de Buenos Aires debe seguir el camino de nuestros vecinos y ver aquí una política donde todo es beneficio. Recomendamos por eso leer la nota que aquí linkeamos.

http://www.energiaestrategica.com/ya-son-200-los-usuarios-de-generacion-distribuida-en-santa-fe-y-ahora-entran-a-regir-tarifas-promocionales-con-lineas-de-financiamiento/


Comentarios

  • Pedro
    9 agosto, 2018 9:05 pm

    Buenas tardes. Bien estuve averiguando como para instalar un sistema que haga sustentable mi domicilio. Entre 130 a 150 mil el costo estimado del equipo completo, ahora bien con esos números es imposible y no existe en Bancos una línea de crédito blanda para adquirir esos productos. Ergo no le interesa al estado una inversión en ese sentido, a la vista está cada vez que permite el aumento de tarifas y las empresas brindan un servicio deficitario y al igual que el gobierno anterior no verifica las inversiones o mejoras del servicio. Esas inversiones no son tales ya que hablan de camiones, camionetas, eso no es inversión.

Comentar:

Energía renovable Distribuida: si Santa Fe puede, La Plata también.

31 julio, 2018

Sergio R. Palacios, Director de Economía y Desarrollo Sostenible de Fundación Ciencia + Democracia.

Cada persona/familia que invierte poniendo en su casa paneles solares, se convierte en un “prosumidor”. Así se lo llama al modelo económico sostenible donde las personas salen de rol pasivo de la economía del SXX y asumen el tarea de ser al mismo tiempo productor y consumidor. Este nuevo papel para las personas lo permite la gran revolución tecnológica que aporta un nuevo modelo de vida. ¿Qué ventajas genera ser “prosumidor” de energía renovable?

1) Produciriamos energía limpia que consumimos, al tiempo que distribuiremos a la red la generada pero no utilizada; 2) Consumiriamos menos energía de la red y por eso veríamos disminuir nuestra participación en subsidios, contribuyendo a reducir el déficit fiscal; 3) Al demandar menos energía de la red haríamos que se importare menos energia y tambien asi ayuda a reducir el déficit de la balanza comercial; 4) Al producir energía e inyectarla a la red (la no consumida), ayudaremos a aumentar la oferta para que otros puedan recibir energía; 5) Al convertirnos en productores de energía que inyentaremos a la red a cambio de un pago de la empresa que controla la red, nos veríamos incentivados a consumir racionalmente para tener excedentes y venderlos a la red; 6) Esto último cambiaría la cultura del “derroche energético” por una cultura del ahorro e inversión donde le daríamos real dimensión del valor de los recursos. 

Ahora, imaginemos si se incentivara a las personas con cierta capacidad de ahorro para que sigan este modelo. Veríamos multiplicarse por decenas y cientos de miles los prosumidores a lo largo del país y avanzariamos mucho en reducir los déficit de las cuentas públicas (invirtiendo y sin ajuste), y bajariamos los costos de la economía familiar y empresarial. 

Esto se hace en todo el mundo, y ahora en Santa Fe. La provincia de Buenos Aires debe seguir el camino de nuestros vecinos y ver aquí una política donde todo es beneficio. Recomendamos por eso leer la nota que aquí linkeamos.

http://www.energiaestrategica.com/ya-son-200-los-usuarios-de-generacion-distribuida-en-santa-fe-y-ahora-entran-a-regir-tarifas-promocionales-con-lineas-de-financiamiento/


Comentarios

  • Pedro
    9 agosto, 2018 9:05 pm

    Buenas tardes. Bien estuve averiguando como para instalar un sistema que haga sustentable mi domicilio. Entre 130 a 150 mil el costo estimado del equipo completo, ahora bien con esos números es imposible y no existe en Bancos una línea de crédito blanda para adquirir esos productos. Ergo no le interesa al estado una inversión en ese sentido, a la vista está cada vez que permite el aumento de tarifas y las empresas brindan un servicio deficitario y al igual que el gobierno anterior no verifica las inversiones o mejoras del servicio. Esas inversiones no son tales ya que hablan de camiones, camionetas, eso no es inversión.

Comentar: